ULTIMO FIN DE SEMANA EN BARCELONA

Bueno, ha llegado el día. La semana que viene estaré volando rumbo a Miami para quedarme ahí unos años (por supuesto, continuaré con el blog des de ahí y describiré hoteles, restaurantes, viajes y cocinaré platos que vaya aprendiendo tanto de Norteamérica como de Sudamérica)

Estoy muy ilusionada con el cambio aunque seguro que echo de menos Barcelona. Por este motivo, he decidido hacer un post sobre lo que haría en este último fin de semana que me queda en la ciudad, si tuviera tiempo de hacerlo…

El viernes por la tarde daría un paseo por las calles del Born y disfrutaría mirando los aparadores de las diversas tiendas, ya sean de ropa o comida. Después me sentaría a tomar una buena copa de vino tinto en la Vinya del Señor, justo enfrente de la iglesia Santa Maria del Mar para ver pasar a la gente y disfrutar del buen tiempo. Seguramente entonces llegaría mi marido e iríamos a cenar al Big Fish (http://www.bigfish.cat/) situado en el mismo barrio. Hubiera intentado reservar la primera mesa del sofá, en la que nos solíamos sentar cuando abrieron, pero que ahora es difícil porque siempre lo tienen lleno y en esa mesa bien caben 4 o 5 personas…Me encanta la decoración del lugar, de aire industrial combinado con muebles antiguos y pared de ladrillo visto pintado de blanco y luces ambiente colocadas estratégicamente. La comida es fabulosa, adoro la ensalada tailandesa. De segundos solo hay platos a base de pescados, como los diferentes makis y sushis que son para morirse, al igual que los pescados cocinados como los salmonetes o el atún bluefin. El tataki de atún y salmón tampoco te lo puedes perder.

Después de esta buena comida y de una larga sobremesa con un gin-tonic bien preparado cogeríamos el bicing y nos iríamos pedaleando por las callejuelas del Poblenou hasta casa.

El sábado iría a Montjuic. Daría un paseo por los diferentes jardines y después entraría en el MNAC (Museu Nacional d’Art de Catalunya) para perderme entre las diferentes exposiciones de pintura y fotografía. Curiosidad tengo por la colección de Carmen Thyseen – Bornemisza con obras de Antoni Tàpies, Santiago Rusiñol o Ramon Casas, entre muchos otros, que se expone en el museo.

Al salir, comería enfrente del museo sentada en sus grandes escaleras mirando la plaza España. El ruido de los coches no llega hasta aquí y las orejas solo oyen al músico que suele estar al final de las escaleras. La última vez que fui tocaba la guitarra española y os digo, que esa paz que ahí se respira, el buen tiempo, una vista preciosa y una buena música suave de fondo…aix…no tiene precio. Es uno de mis sitios favoritos en Barcelona.

A las 16.00h iría al cine Renoir Floridablanca para ver el documental Inside Job, que trata mediante entrevistas a destacados financieros y políticos el inicio de la crisis económica mundial y sus causas.

Después iria a casa a arreglarme para ir a cenar al Speakeasy (http://www.speakeasy-bcn.com/) el restaurante con aires clandestinos de la época de la Ley seca en EEUU y que se encuentra medio escondido en la mítica coctelería de Javier de las Muelas, el Dry Martini. Al restaurante se accede entrando a la coctelería y pasando por la cocina. Una pequeña sala con pocas mesas, luz tenue y una bodega de paredes de cristal invitan a una cena relajada y con comida excepcional. Por su puesto, después de la cena intentaríamos hacernos un hueco en alguno de los sofás de la coctelería para disfrutar de un buen Dry Martini o, para mi, un Cosmopolitan.

El domingo por la mañana iría a la playa de Bogatell, donde ver y ser visto, para tomar un poco el sol. Este año han renovado las hamacas que ahora tienen colchón y han mejorado el servicio del chiringuito de Bogatell (cada hora pasan camareras ofreciéndote fruta fresca cortada y si quieres te rocían con agua para combatir el calor). La música es más suave que otros años y han bajado el volumen con lo que estar ahí tumbado tomando el sol es de lo más agradable. Sólo hace falta un buen libro. Recomiendo “¿Quien decide lo que comemos?” de Felicity Lawrence, gran libro para aprender sobre cómo se está produciendo hoy en día nuestra comida.

Para comer volvería a casa y de camino pasaría por mi vegetariano favorito, Aguaribay (http://aguaribay-bcn.com/) y pediría una ensalada detox para llevar. Después de comer, aprovecharía para ver un capítulo de Mad Men, serie a la que estoy preocupantemente enganchada y que recomiendo muchísimo. La serie está ambientada en el Nueva York de los años 60 cuando nació la publicidad, y sus protagonistas son los dueños y empleados de una empresa de publicidad. Me gusta porque refleja muy bien la sociedad del momento y es muy curioso ver cómo el mundo ha cambiado de mentalidad des de entonces. Los estilismos de la serie no pueden perderse, me encantan, creo que deberían ponerse de moda de nuevo. Y el cuerpo de las mujeres no tiene nada que ver, en esos años, las curvas eran lo más importante.

Hacia las 18.30h cogería el metro para bajar en paseo de Gracia y subirlo andando embobandome en cada aparador de las preciosas tiendas que ahí tenemos hasta llegar a La Pedrera donde entraría para ver la exposición temporal “L’Art del Menjar. De la natura morta a Ferran Adrià” (http://obrasocial.caixacatalunya.com/osocial/idiomes/1/fitxers/cultura/art_menjar/index.html)  en la que se muestra la relación que el arte y la comida han tenido des de tiempos remotos hasta hoy en día.

Después, me tomaría un aperitivo en la terraza del hotel Majestic para terminar cenando en el Bar Mut, en la mesa del piano. La calidad de este sitio se hace pagar pero vale la pena, prueba el carpaccio de huevo, el pulpo, el tataki de atún, la burrata, las gambas a la plancha…y de postre el brownie es delicioso.

Para rematar la noche intentaría entrar en Mutis, el bar – coctelería clandestino del Bar Mut, pregunta al camarero después de tu cena. Si estuviera ya lleno, iría a Les Gens que J’aime (C/Valencia entre Pg de Gracia y Pau Clarís) para una copa romántica en este bar soterrado con decoración de la Francia de los cabarets o si la noche cogiera ritmo iría al bar del hotel Ommm a tomar un delicioso cóctel con dj en directo y gente guapa en cada silla.

Para mi sería el fin de semana perfecto. Espero que os gusten las ideas y decidais probar alguno de los sitios que os propongo.

(Las fotos de este post no son mías, a excepción de las dos últimas fotos de Barcelona)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: